El Congresista Sires Emite Una Declaración Sobre Haití y el Trato a Los Migrantes Haitianos

Albio Sires

(Washington, D.C.) – El Congresista Albio Sires (D-NJ), Presidente del Subcomité sobre el Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional, emitió la siguiente declaración sobre la situación en Haití y el trato a los migrantes y solicitantes de asilo haitianos:

“Me siento angustiado al ser testigo de las horribles escenas del trato cruel de los ciudadanos haitianos en nuestra frontera sur. Durante los últimos dos años, bajo los gobiernos de Trump y Biden, he defendido constantemente la suspensión de las deportaciones a Haití, la extensión del estatus temporal protegido para Haití, y la terminación de la política del Título 42 que se ha utilizado para expulsar sumariamente a los solicitantes de asilo haitianos sin el debido proceso. He pedido repetidamente estas medidas porque las cuestiones que alejan a los haitianos de su país deben resolverse en Haití, no en la frontera. Bajo el gobierno de Trump, vimos los resultados de una política que comienza y termina con la disuasión: Garantiza que la crisis en Haití sólo se profundizará”.

“Reitero mi llamado a detener estas deportaciones y rescindir la orden del Título 42. También insto al Departamento de Seguridad Nacional a que respete los derechos de todos los migrantes y solicitantes de asilo, de acuerdo con la ley estadounidense.

“El Departamento de Estado y la Casa Blanca necesitan elevar a Haití en su agenda de política exterior. Al hacerlo, el Gobierno de los Estados Unidos debe tener una visión clara de la profundidad de la corrupción dentro del gobierno haitiano y de la medida en que las pandillas y los grupos criminales se han infiltrado en los niveles más altos del estado haitiano. Así como la administración Moise tomó medidas cada vez más autoritarias que deberían haber provocado consecuencias internacionales más graves, no se debe confiar en el gobierno interino. El pueblo haitiano merece mucho mejor.

“No hay soluciones fáciles a la crisis humanitaria, económica y política en Haití, que sólo se han visto exacerbadas por el asesinato de Jovenel Moise y el reciente terremoto. Sin embargo, la búsqueda de una solución debe comenzar con la participación de personas de toda la sociedad haitiana, la mejora de la lucha contra la corrupción y las salvaguardias de los derechos humanos para nuestra asistencia humanitaria y para el desarrollo, y la colaboración con una amplia gama de organizaciones de la sociedad civil y de base comunitaria para encontrar un camino a seguir”.